Gallery

 

 

 

foto1

(…)
Tú todavía buscabas algo a lo que dar cuerda,
relojes, conchas, monedas o lenguajes,
y yo gritaba como una fiera mitológica
bajo la lluvia de las avenidas.

                                   Bajo la lluvia equivocada